Recomiendan lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida

Ningún alimento se le compara. La leche materna es una mezcla de proteínas, sales minerales, vitaminas, grasas, moduladores del sistema inmune, lípidos, azúcares, hormonas, enzimas, antiinflamatorios y otros nutrientes necesarios para la supervivencia y el sano crecimiento del recién nacido. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recomiendan la lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida del bebé.

A partir de ese momento y hasta los dos años de edad, la lactancia natural puede ser complementada con otros productos alimenticios, como frutas y papillas, sin reemplazarla o interrumpirla. Según Luz Thomas, investigadora del Laboratorio de Fisiología Molecular del Centro de Biofísica y Bioquímica del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), los índices de lactancia materna exclusiva en Venezuela son menores al 30%. “Es decir, solo 3 de cada 10 mujeres amamantan únicamente con leche materna. La clave es la información, que cada uno de nosotros se constituya en promotor de sus beneficios” dijo.

Estudios realizados por el IVIC han demostrado que la leche materna contiene péptidos antimicrobianos capaces de proteger al lactante de infecciones gastrointestinales. Dichas sustancias, conocidas como defensinas, “inhiben el crecimiento de potenciales bacterias enteropatógenas causantes de los cuadros de diarrea. La leche es más rica en defensinas cuando es calostro” explicó. El calostro es la leche amarillenta y espesa que se produce inmediatamente después del parto. Según el Ministerio del Poder Popular para la Salud, el calostro es el laxante natural que limpia el intestino del infante.

Del 1 al 7 de agosto de cada año se celebra en más de 120 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, instaurada oficialmente por la OMS/UNICEF en 1992 para fomentar esta práctica entre las madres.

Recientemente, el IVIC organizó un taller de promoción de la lactancia materna en colaboración con el Instituto Nacional de Nutrición (INN). “Pocas madres, en especial las adolescentes, alimentan a sus hijos con lactancia natural, debido principalmente a la falta de información. La leche materna es la primera vacuna que se le puede dar al niño después del nacimiento, porque lo protege de muchas enfermedades a temprana edad y a futuro” señaló Gisela Rondón, nutricionista del INN ubicado en el estado Miranda.

La lactancia materna es un derecho irrenunciable consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Ley Orgánica del Trabajo vigente; la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (Lopnna); la Ley para la Protección de las Familias, la Maternidad y la Paternidad; y la Ley de Promoción, Protección y Apoyo a la Lactancia Materna. “El hombre también está amparado un año después del nacimiento, tiempo durante el cual no puede ser despedido, garantizando que el niño en su primer año de vida tenga todo lo necesario para crecer sanamente” informó Gabriela Parra, nutricionista del INN.

Razones para alimentar con leche materna

Para el bebé:

  1. Contiene los elementos necesarios para la superviviencia y el sano crecimiento del niño.
  2. Es inocua y fácil de conseguir.
  3. Cuando llega a la etapa adulta, tiene la tensión arterial más baja, así como el colesterol y las tasas de sobrepeso, obesidad y diabetes de tipo 2.
  4. Es de fácil digestión y no produce cólicos.
  5. Previene la malnutrición y la anemia, debido al alto contenido de hierro.
  6. Estimula el desarrollo de los sentidos.
  7. El proceso de succión y deglución lo prepara para el lenguaje.
  8. Evita la deformación de la dentadura y previene las caries.
  9. Es higiénica porque pasa directamente del productor al consumidor, sin necesidad de usar biberón.

Para la madre:

  1. Suele producir amenorrea, un método natural (aunque no totalmente seguro) de control de la natalidad.
  2. Reduce el riesgo de cáncer mamario, ovárico y uterino.
  3. Permite recuperar el peso anterior al embarazo debido al gasto energético para la producción de leche.
  4. Reduce las tasas de obesidad.
  5. Disminuye los riesgos de infecciones post-parto.
  6. Es económica, a diferencia de la leche artificial o las fórmulas.
  7. Aumenta la autoestima.
  8. Previene la depresión.
  9. Fomenta una relación más cercana con su hijo.

Fuente: OMS y MinSalud.

Hacer Comentario

You must be logged in to post a comment.