Oferta engañosa de tratamientos con células madre se combate con información oportuna

Ofrecer información científica y legal sobre el uso probado de células madre para evitar que la población ceda ante ofertas engañosas, impulsó al personal de la Oficina de Atención al Ciudadano de la Asamblea Nacional y a la Unidad de Terapia Celular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) a organizar un espacio para la discusión de este tema, junto a representantes del Ministerio del Poder Popular para la Salud (Mpps).

La cura para diabetes, Parkinson, enfermedades autoinmunes, epilepsia e incluso várices, es prometida por opciones terapéuticas que aseguran emplear células madre. Sin embargo, cualquier tratamiento de este tipo -a excepción del trasplante de médula ósea- se encuentra en fase experimental, según se explicó en el foro “Tratamientos de pacientes con células madre: ¿realidad o fraude?” realizado recientemente en el Museo Boliviano de la Asamblea Nacional, ubicado en la ciudad de Caracas.

La Ley sobre Donación de Órganos, Tejidos y Células en Seres Humanos publicada en Gaceta Oficial en el año 2011, establece que el trasplante de médula ósea es la única terapia con células madre aprobada por las autoridades sanitarias del país y avalada por las comunidades científicas en el mundo.

En su artículo 22 el instrumento legal advierte que la “promoción, obtención, procesamiento, manipulación, preservación, almacenamiento, transporte, distribución y uso de células madre en seres humanos, con fines de investigación, hasta tanto no sea aprobado para uso terapéutico” serán permitidas siempre y cuando sean gratuitos, no generen ganancia económica, los procedimientos sean certificados por el ente rector en materia de salud, así como certificados por el comité de bioética de este ente y con consentimiento informado de quien se someta al tratamiento.

Las células madre tienen la tarea de reparar los tejidos o sustituir las células que se van perdiendo rutinariamente por el envejecimiento o lesiones. La terapia celular aceptada por el marco regulatorio, permite el uso de células provenientes de la médula ósea y el cordón umbilical, las cuales son capaces de generar células de sangre.

A pesar de que dicha legislación venezolana tiene dos años en ejecución, todavía es frecuente encontrar ofertas para devolver la salud gracias a supuestas opciones terapéuticas con células madre. “Todos estos tratamientos son falsos. Para desarrollarlos es necesario seguir protocolos experimentales, aprobados por comisiones de bioética y consentimiento informado del paciente, todo lo cual garantiza la calidad y seriedad de los resultados” destacó Nelson Hernández, coordinador del Programa de Trasplantes del Mpps.

Aplicar este tipo de terapias sin cumplir con los procedimientos señalados supone además de una estafa un riesgo para el paciente, pues pueden desencadenar efectos secundarios. “Las células madre pueden acabar colonizando otros tejidos y causar alteraciones celulares y tumores, sobre todo cuando no son ubicadas en las zonas de donde se originan” explicó Hernández.

Hasta el momento, el tratamiento en hueso, córnea y piel con células madre se encuentra en vías de aprobación. Con la autorización de los respectivos comités de bioética, la Unidad de Terapia Celular del IVIC ejecuta un protocolo de investigación el cual se está aplicando en pacientes del Hospital Universitario de Caracas. Solo cuando los procedimientos cumplan con todas las fases de experimentación requeridas, se podrán ofrecer de forma segura.

Ciencia para comprender

Una de las estrategias manejadas por empresas privadas para captar clientes es brindar el servicio de recolección de células madre de recién nacidos, por medio de la toma de muestras del cordón umbilical. Con la promesa de que esas células pueden ser usadas el tratamiento de cualquier patología futura, personal de las mencionadas compañías toman la muestra y se comprometen a enviarlas a bancos privados para su almacenamiento. Sin embargo, no se siguen las normas requeridas para mantener el buen estado de las mismas y garantizar su utilidad posteriormente.

“Los criterios de calidad para almacenar la sangre son tan altos que por lo general se descarta entre 30 % y 40 % de las tomas recolectadas en bancos de cordón públicos en países como Estados Unidos” afirmó Christiane Saltiel, directora del Banco Municipal de Sangre de Caracas. Para cumplir con las normas y los controles permanentes que se exigen por los bancos públicos de sangre, es imprescindible una gran inversión de recursos económicos.

Por ello, resulta poco probable que las células de sangre de cordón almacenadas en bancos privados en Venezuela, estén capacitadas para funcionar cuando se les requiera. La estadística limita aún más el empleo de las células almacenadas bajo estos parámetros, pues las probabilidades de que un paciente pueda usar sus propias células es de 1 a 200.000 cordones guardados, informó la especialista en su ponencia.

“El uso de las células madre es difícil de comprender, no solo para una mujer embarazada que quiere lo mejor para su hijo sino también para la comunidad médica, porque es un tema muy especializado que se presta para el manejo inadecuado de la información y la confusión de la población” destacó Saltiel.

La transmisión del conocimiento a la comunidad, la denuncia oportuna ante los entes regulatorios y la formación del personal médico en torno a estos temas, son algunos de los pasos para frenar el avance de las ofertas inescrupulosas, según determinó José Cardier, investigador del Ivic.

“Debe haber un compromiso de todas las esferas públicas para que la sociedad esté plenamente informada y pueda tomar sus decisiones” indicó Cardier.

A diferencia de países como Francia, Italia o Bélgica en donde la actividad de los bancos privados de cordón está prohibida, en Venezuela las empresas privadas podrán operar siempre y cuando acaten las regulaciones del ente rector de la salud.

En octubre de 2012 Venezuela suscribió la Declaración de Quito sobre Terapias Celulares sin Evidencia Demostrada, en donde rechaza la oferta de tratamientos curativos con células madre cuya eficacia no haya sido comprobada y que no garantice la seguridad de los pacientes.

El manuscrito, firmado por 20 países, apoya la actividad científica ética y estrictamente regulada para este tipo de tratamientos en seres humanos.

   

1 Respuesta para "Oferta engañosa de tratamientos con células madre se combate con información oportuna"

  • Heidy Camargo says:
Hacer Comentario

You must be logged in to post a comment.