Inician evaluaciones de niños sobresalientes

Con el objetivo de diagnosticar talentos excepcionales, un total de 27 niños, niñas y adolescentes fueron evaluados por la Fundación Motores por la Paz y el Ministerio del Poder Popular para la Educación (ME), en la sede del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic).

El grupo atendió la convocatoria 2013 del programa Órbita de la Fundación, el cual busca identificar y ayudar el desarrollo del talento precoz sobresaliente en niños, niñas y adolescentes que cuenten con un coeficiente intelectual superior a 130 puntos.

La directora general de educación especial de ME, Yelitza John Rangel, explicó que como ente encargado de la política pública educativa se busca que esta población tenga una adecuada respuesta en materia de formación, “y sobre esa base apoyamos el proceso de diagnóstico y su seguimiento escolar. Tenemos en cuenta que estamos trabajando con niños, niñas y adolescentes -con una visión de sujeto social sobresaliente- por lo que merecen, igual que el resto, una atención integral”.

El coordinador del programa Órbita, Jorge Portilla, explicó que el grupo evaluado se seleccionó de acuerdo con ciertas características, pero aún faltan por evaluar aproximadamente 470 niños inscritos en la convocatoria.

Marco Perica quiere ser científico y escritor. Foto: Jorge Rivas.

Recalcó que el diagnóstico va más allá del estudio de las capacidades intelectuales. Se incluyen evaluaciones de inteligencia emocional, autoestima, nutrición, entre otros factores. “Se aplica una batería de test para asegurar una evaluación integral” dijo.

Incluso, se pudo conocer, que se articulan los mecanismos para atender todas las necesidades del grupo, bien sea educativas; de vivienda, a través de Misión Vivienda; y alimentación, por medio del Instituto Nacional de Nutrición.

En este sentido, el coordinador general de la Fundación Motores por la Paz, Mayor Gerardo García, recalcó la corresponsabilidad, la orientación, la sinergia y el trabajo entre todos los actores involucrados en la iniciativa.

Es el caso del Ivic, institución que abrió sus puertas a Miguel Alejandro Ramírez, primer joven que ingresó al Programa Órbita en el año 2011. Este andino, desde niño, tenía inclinaciones científicas y gracias al apoyo de la Fundación conoció las instalaciones del instituto y posteriormente ingresó a la Universidad de los Andes, con apenas 14 años de edad.

“La fundación nos contactó para que Miguel Alejandro conociese el IVIC. Desde ahí vino la conexión. Formamos parte de ese tejido institucional para la detección de esos talentos a temprana edad” recordó el subdirector del IVIC, Alexander Briceño.

Pinceladas al futuro

Oriana Díaz vive en Maracay. Foto: Jorge Rivas.

Oriana Díaz tiene 13 años y acaba de finalizar el primer año de Ciclo de Diversificado. Su mamá cuenta que a los 2 años leía, a los 4 años fue promovida a segundo grado y con 9 años de edad inició el bachillerato.

Esta ávida lectora actualmente desea estudiar Anestesiología, pero hace algunos años empezó a estudiar el idioma mandarín porque el presidente Hugo Chávez, quien conoció su caso, le recomendó que estudiara carreras vinculadas con los satélites artificiales.

Díaz perteneció al primer grupo evaluado por el ME y la Fundación Motores por la Paz durante el año 2013 en las instalaciones del Ivic, en donde acompañados por sus padres y representantes presentaron distintas pruebas.

También estaba Estebens Baena, quien a sus 15 años edad asegura que quiere estudiar nuevas formas de energía sustentable. Le preocupa la sobrepoblación, la infraestructura inadecuada de algunas ciudades, los problemas en materia de vialidad y transporte y las especies en peligro en extinción.

A Estiben Baena le preocupan algunos problemas mundiales. Foto: Jorge Rivas.

“Nosotros los humanos somos la especie con más intelecto en el planeta. No creo que sea buena idea destruirlo, pero somos los culpables de los problemas ambientales, de la extinción de especies. Si nos extinguimos aquí nos tendríamos que ir a otro lugar y eso sería más difícil todavía” reflexiona.

Dylan Hernández y Marco Perica, ambos de 12 años de edad, también quieren ser científicos. El primero conoce los nombres de virus y bacterias, y los problemas que causan en el ser humano. El segundo conoce la literatura de ciencia ficción.

Pero no todos tienen inclinaciones científicas. Es el caso de Arturo Tascón, de 10 años de edad, que quiere trabajar con accidentes y rescates marítimos; y Santiago Flores, de 7 años, quien por su parte aseguró: “Voy a ser militar de la aviación para proteger a los niños, a los adultos, a mi mamá y a mis amigos”.

Si conoce algún niño con alguna característica particular, como lectura y habilidad numérica temprana, destreza para juegos como laberintos y ajedrez, puede escribir a la Fundación Motores por la Paz, al correo electrónico info@fundacionmotoresporlapaz.org o a la dirección de twitter @orbitaci130. También puede comunicarse al ME a través del número telefónico 0212 – 5068830.

VIDEO TESTIMONIO DE UNO DE LOS JÓVENES

Noticias relacionadas:

Identifican a 15 chicos con inteligencia superior

Joven de 13 años quiere ser científico para curar el cáncer


   

1 Respuesta para "Inician evaluaciones de niños sobresalientes"

Hacer Comentario

You must be logged in to post a comment.